GUÍA DE ACTIVIDAD FÍSICA - Parte 5

Llegamos al final de nuestra seria sobre actividad física. ¡Que disfrutes este último artículo!

 

COME PARA TENER ENERGÍA 

Los alimentos reales y ricos en nutrientes protegen tu cuerpo más que las calorías

de alimentos procesados, que ofrecen energía pero contienen poca nutrición. Para obtener más  beneficios de tu actividad física, debes incluir una variedad de alimentos saludables en tu dieta.

Aquí hay algunos consejos para comer y obtener energía:

  • Mantener la salud de los huesos a través de la dieta.

Consumir calcio de vegetales verdes, pescados pequeños (como las sardinas) y productos lácteos (si tu cuerpo los tolera) ayuda a mantener huesos fuertes y los protege de lesiones.

  • Nutre tu cuerpo. 

Tu cuerpo necesita el combustible adecuado para funcionar. La proteína, los carbohidratos y las grasas son los componentes básicos que componen nuestras células, huesos y músculos. Los necesitamos para tener energía.  El consumo adecuado de calorías y nutrientes apoya la fuerza y reduce el riesgo de lesiones.

  • Reducir la inflamación.

El ejercicio, especialmente el ejercicio intenso, puede causar inflamación, pero puedes ayudar a reducirla al incluir una variedad de alimentos antiinflamatorios en la dieta, como la cúrcuma, las berries, el salmón y las verduras de hoja color verde oscuro. (Para un enfoque no dietético, puedes probar un baño de sales de Epsom, que son antiinflamatorias y pueden aliviar la tensión muscular y el dolor).

Aquí hay ejemplos de algunos snacks para darle a tu cuerpo un apoyo nutricional real, antes y después del ejercicio:

Antes:

  • Smoothie verde
  • Plátano con crema de almendras
  • Rice cakes con hummus
  • Avena con berries
  • Manzana con nueces

Después:

  • Ensalada de garbanzos, aceite de oliva y vinagre
  • Quinoa con berries y nueces
  • Pan con crema de cacahuate y miel
  • Taquitos de verduras
  • Arroz integral con frijoles negros y aguacate
  • Yogurt griego con frutos secos
  • Salmón con papa

 

¡EMPIEZA!

Cuando te mueves, tu cuerpo libera endorfinas que ayudan a mejorar tu estado de ánimo y aumentan tus niveles de energía. Muchas veces, simplemente empezar es suficiente para convencer a tu cuerpo para que siga moviéndose!

Ponte los tenis. Dite a ti mism@ que no tienes que hacer ejercicio, solo tienes que ponerte los tenis. Pon un tapete de yoga en el piso y haz un saludo al sol. No tienes que hacer más que eso.

Incluso con las mejores intenciones, es fácil decirse a sí mismo: "Empezaré mañana".

Pero recuerda: lo que hagas hoy es lo que harás mañana. Cuanto más tiempo esperes, más tiempo te llevará encontrar un enfoque consistente que funcione para ti. Cuando se trata de movimiento, ¡algo es mejor que nada!

Espero que hayas disfrutado de esta serie de artículos y compártelo con las personas que crees que les pueda servir. Sabemos que tú ya eres súper deportista, pero nunca está de más ampliar tus opciones. ¡A moverse!


You may also like

Ver todo
Example blog post
Example blog post
Example blog post