Entrenamiento de fuerza funcional: Beneficios y TIPS - PARTE 2

¿Cuáles son las desventajas del entrenamiento de fuerza funcional?

El principal inconveniente del entrenamiento funcional es la tendencia a realizar los ejercicios de forma incorrecta, por lo que no recibes el beneficio del movimiento y puede causar lesiones. Debido a que el entrenamiento de fuerza funcional a menudo requiere movimientos dinámicos en múltiples planos de movimiento, es importante asegurarse de que los estás haciendo de manera segura y adecuada.

¿La recomendación? Si apenas estás empezando tu viaje de acondicionamiento físico, contrata a un entrenador individual o toma clases en grupo con un entrenador que se enfoque en la forma.

 

Consejos para el entrenamiento de fuerza funcional

Al igual que con cualquier programa de entrenamiento de fuerza, existen ciertas pautas que te permitirán maximizar tus resultados y prevenir lesiones para sentirte y verte bien.

 

  1. Busca la orientación de un experto para garantizar la forma adecuada.

La forma es clave, lo que significa buscar apoyo y orientación profesional para asegurarte de que estás haciendo todo correctamente. 

 

  1. Empieza con al menos dos veces a la semana.

Parece factible, ¿verdad? ¡Sí! Prueba el entrenamiento de fuerza funcional los martes y jueves, y mezcla otras modalidades de ejercicio, como yoga y Pilates, que también son efectivos para fortalecer tu cuerpo para el movimiento funcional.

 

  1. Descansa lo suficiente y no te saltes la recuperación.

Uno de los aspectos más críticos del éxito es, irónicamente, el descanso. Cuando haces ejercicio, estás creando microdesgarros en tus músculos. Una vez que estos desgarros sanan, tus músculos se vuelven más fuertes y grandes, ¡pero debes darles tiempo para sanar! Por eso los días de descanso son tan importantes. Los días de recuperación también son útiles para tratar el agotamiento y permitir que tu mente descanse. Salir a caminar o hacer algunos estiramientos ligeros son buenas formas de aprovechar los días de descanso.

 

  1. Centrarse en la nutrición.

Cuando intentas perder peso o ganar masa muscular, la nutrición es clave. No ingerir suficientes calorías y / o no obtener suficientes nutrientes puede reducir la masa muscular, disminuir la densidad ósea y causar fatiga. Esto te pone en riesgo de sufrir lesiones, enfermedades y agotamiento e incluso aumentará el tiempo de recuperación. 

 

  1. Diviértete.

¡Sí, el ejercicio puede ser divertido! Con tantas opciones para entrenar funcionalmente, nunca hay una razón para aburrirse. La variedad agrega un nivel de emoción y motivación al planificar tu rutina.

 

La línea de fondo

Si bien el entrenamiento funcional puede mejorar los niveles de condición física, la definición muscular y la masa muscular, en realidad se trata de facilitarte la vida. El fitness es más que estar en forma. Se trata de hacer que tu cuerpo funcione al máximo nivel de rendimiento, y para la mayoría de las personas eso significa no quedarse sin aliento al subir escaleras y no lastimarse la espalda levantando cajas de mudanza.

Si estás buscando realizar cambios de estilo de vida sostenibles, incluidos cambios relacionados con el estado físico, busca un profesional para ayudarte a determinar qué ejercicios son los mejores para ti y cómo se traducirán en resultados duraderos y sostenibles.  

Recomendamos a @monutmx