Ejercicio para vencer el estrés

¡Mantente activo!

Nada puede vencer al ejercicio regular como una técnica para eliminar el estrés. Es la mejor manera de disipar el exceso de energía, especialmente si tienes un trabajo sedentario.


Es una buena idea canalizar tu energía hacia el ejercicio adecuado, ya sea una caminata rápida, una carrera o un paseo en bici. Lo mejor es que no necesitas unirte a un gym: el ejercicio puede ser tan informal como llevar al perro a pasear o bailar en casa con tu música favorita.

Es recomendable que hagamos ejercicio de intensidad moderada durante un mínimo de 30 minutos, la mayoría de los días de la semana. Y hay muchas razones para hacerlo. El ejercicio no sólo mejora la salud y reduce el estrés, sino que también relaja los músculos tensos y te ayuda a dormir. Provoca la liberación de sustancias químicas llamadas endorfinas en el torrente sanguíneo, lo que hace que te sientas relajado y feliz. Como tal, puede ser una herramienta útil para combatir la depresión y la ansiedad, así como mantenerte en forma y reducir tu riesgo de padecer enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, controlar la presión arterial alta, la diabetes y el dolor de espalda. En general, las personas en forma pueden manejar mejor los efectos a largo plazo del estrés sin sufrir una mala salud.


Qué elegir


Caminar, trotar, nadar, andar en bici, clases Crossfit, gym o DVD de Insanity son excelentes formas de ejercicio. Si eliges algo que disfrutas, no se sentirá como una tarea.

También es una buena idea variar tus actividades para evitar el aburrimiento. Por ejemplo, si normalmente haces ejercicio en el interior, después intenta una actividad al aire libre.

El ejercicio debe ser divertido. Es difícil seguir con un programa que no disfrutas. También hacerlo con amigos o con tu pareja puede ser muy motivante.


¡Excusas, excusas!


Si encuentra excusas, escríbelas y evalúa cada una de ellas. Es típico decir:

  • No tengo el tiempo / dinero
  • No tengo condición
  • No me gusta el ejercicio
  • Estoy demasiado viejo / cansado / sobrepeso
  • No hay instalaciones cerca
  • ¡Etc!

Sin embargo, como dije antes, el ejercicio no tiene que ser en el gimnasio o en el box. Cualquiera puede hacer ejercicio incluso sin gastar dinero, salir de casa o tener una habilidad particular. Y todos se sienten mejor después. Solo recuerda calentar y enfriar, para evitar lesiones.

Caminar


Incluso los menos aptos entre nosotros generalmente somos capaces de incorporar algo de caminata en nuestros horarios. Una rutina de caminata organizada puede ser una gran forma de ejercicio aeróbico. Es gratis y fortalece el corazón y los pulmones, así como las piernas. También ayuda a prevenir la osteoporosis, reduce la presión arterial y el colesterol, ayuda con la diabetes y aumenta la flexibilidad.

Caminar durante 30 minutos la mayoría de los días puede ser un objetivo fácil de alcanzar, y  a medida que mejore tu condición física, hasta podrías intentar alternar con un trote ligero.

Yoga


El yoga reduce el estrés y mejora la fuerza, la flexibilidad, la coordinación, la circulación y la postura. Hasta puede reducir la frecuencia de los ataques de asma.

Sirve como una técnica para vincular el cuerpo y la mente de una manera que fomenta la paz y la relajación. Utiliza posturas de estiramiento, respiración y técnicas de meditación para calmar la mente y tonificar el cuerpo.

Hay diferentes tipos de yoga, pero casi todos los que se usan en Occidente son formas de Hatha Yoga. Esta es una combinación de asanas (ejercicios físicos y posturas), pranayamas (técnicas de respiración) y meditación.

Puedes aprender sobre yoga a través de libros y videos, o asistiendo a clases. ¿Y qué crees? Puedes hacerlo donde quieras.


¡Así que se acabó el estrés! Ya tienes la receta mágica, ahora aprovéchala.