7 RAZONES DE TU CONSTANTE INLAMACIÓN

Todos hemos estado allí. Te despiertas por la mañana, te miras al espejo y piensas: "¿Por qué estoy tan hinchad@?" O has comido bastante sano ese día y todavía sientes que tu barriga es más grande de lo que debería ser.

Inflamarse no es una broma. Pero el problema es que puede ser causado por un montón de cosas diferentes, por lo que deshacerse de eso no es fácil. Por eso te compartimos 7 posibles motivos para que te ayuden a descubrir qué es lo que te molesta y puedas cortar el problema de raíz.

 

#1 NO ESTÁS BEBIENDO SUFICIENTE AGUA

Sé que esto parece una locura. ¡Pero es legítimo! Cuando no bebes suficiente agua, tu cuerpo se asusta. Se prepara para una futura insuficiencia de agua al retener el agua que tiene. ¿Y sabes cómo es la retención de agua? Sí, hinchazón.

Entonces, si quieres despedirte de este molesto problema, ¡toma agua! Y como consejo extra, de verdad, llevar una botella de agua siempre contigo es una de las mejores formas de aumentar tu consumo de agua. 

 

#2 TIENES OTRA CONDICIÓN DE SALUD

La hinchazón puede ser solo un síntoma de algo mucho más grande como hipotiroidismo, IBS o una enfermedad inflamatoria intestinal, Enfermedad celíaca, Gastroparesia, etc. 

Si sufres mucho de esta inflamación, no lo dejes pasar. NO es normal. Acude a un Doctor especialista en gastroenterología para descartar cualquiera de estas enfermedades, o en su caso, tratarla.

 

#3 TU NUTRICIÓN ESTÁ APAGADA

Ciertos alimentos que estás comiendo pueden estar sobrecargando demasiado tu cuerpo. Los culpables más comunes son el trigo, los lácteos, la sal y la fructosa. Entonces, si te sientes inflamad@ todo el tiempo, intenta limpiar tu dieta durante algunas semanas. 

Consumir una dieta más basada en plantas y menos procesada puede ayudar muchísimo. Y si deseas una guía que te ayude a encaminarte con este tema, busca a un buen nutriólogo o aún mejor, a un Médico-Nutriólogo que te ayude a descubrir cuáles son los alimentos que te pueden estar afectando.

 

#4 NO ESTÁS CONSUMIENDO SUFICIENTE FIBRA

Mira, esta no es la conversación más cómoda, pero debemos tenerla. Si te preguntas por qué estás hinchad@ y no estás haciendo mucho caca, probablemente sea esa la razón.

El estreñimiento es una de las principales causas de inflamación. Y hay una manera súper fácil de abordar el estreñimiento y hacer que los procesos de tu cuerpo se muevan como deberían: comer más fibra. La verdad es que la mayoría de las personas no obtienen suficiente fibra, por lo que este es un problema muy común.

 

#5 TUS INTESTINOS NECESITAN ALGO DE AMOR

Un desequilibrio en tu microbioma intestinal podría ser el culpable. Otros signos de un problema intestinal incluyen fatiga y malestar estomacal con regularidad, así que debes poner atención.

Si tu intestino necesita algo de amor, puedes recurrir a los prebióticos y probióticos para que te ayuden. Trata de comer muchos alimentos fermentados para reequilibrar lo que sucede dentro de tu cuerpo.

 

#6 COMES DEMASIADO RÁPIDO

Comer tu comida demasiado rápido causa muchos problemas. Para empezar, normalmente comes más si comes rápido porque tu cuerpo necesita tiempo para enviarte la señal de que estás lleno. Pero inhalar tu comida también significa inhalar mucho aire. Y eso puede provocar gases, lo que puede provocar hinchazón del vientre.

Reduce la velocidad y piensa realmente en saborear cada bocado. ¡Comer más despacio podría ser el cambio fácil que se necesita para dejar de sentirte hinchado!

 

#7 NO TE ESTÁS MOVIENDO LO SUFICIENTE

Sé que la hinchazón parece estar relacionada con la comida, pero el ejercicio es en realidad una pieza del rompecabezas. 

Moverse hace mucho por tu digestión, ayudándola a funcionar más rápido y mejor. Así que asegúrate de moverte la mayoría de los días de la semana. Y considera salir a caminar después de una gran comida. El movimiento inmediatamente posterior puede ayudar a reactivar tus procesos digestivos, ¡combatiendo la hinchazón abdominal antes de que suceda!

 

Hay un montón de causas de la inflamación. Pero en última instancia, significa que algo está mal en tu cuerpo, por lo que vale la pena analizar cada uno de estos problemas. ¡Prueba tu solución y ve qué funciona para ti!