5 TIPS para motivarte cuando estás atrapad@ en una rutina

Usa estos consejos para agudizar tu enfoque, canalizar tu energía y cambiar tus objetivos.

¿Eres o conoces este tipo de persona? 

Te levantas a las 5:45 AM, te vas a entrenar 1h30 antes de preparar desayunos dignos de Instagram para tus hijos, estás trabajando en el lanzamiento de otra empresa y pasas las tardes revisando las cervezas artesanales que estás haciendo en la cochera de tu casa. Y, sin embargo, eres lo opuesto a estar exhaust@. 

Mientras tanto, hay muchos días en los que estás estancad@ o no puedes poner las cosas en marcha mientras ves a otras personas pasar a toda velocidad frente a ti, y tú simplemente no puedes desarrollar el poder para hacer lo que realmente quieres hacer. 

No importa dónde creas que está (o no está) tu impulso en este momento, estos sencillos TIPS pueden aumentar tu motivación.

  1. Haz algo, ¡cualquier cosa!

El impulso no es algo que solo tienen las personas afortunadas, la verdad es que cualquiera puede desarrollar impulso (o motivación) si sabe cómo hacerlo. “La gente piensa en la motivación como la gran llama que se enciende si echas gasolina a un asador. Pero una mejor manera de pensar en la motivación es conseguir un poco de carbón, encender el fuego y dejar que se consuma lentamente. Eso nos permite sostener y cocinar lo que sea que estemos tratando de cocinar.

Una de las cosas más sorprendentes de la motivación es que llega después de comenzar un nuevo comportamiento, no antes. En otras palabras, no te motivas y luego haces algo. Haces algo y eso te motiva. Comenzar, incluso en formas muy pequeñas... produce un impulso natural. Y lo mejor es que siempre los primeros pasos sean tan fáciles que no desperdicies energía pensando en hacerlos. Entonces, en lugar de tener la intención de bajar de peso, date la ventaja al planificar lo que vas a desayunar la mayoría de los días y comprar los ingredientes.

 

  1. Eliminar Barreras

Incluso los atletas profesionales a veces tienen dificultades para empezar. Lo que los salva es que su entorno está configurado de una manera que baja la vara. Tienen entrenadores que diseñan sus entrenamientos y compañeros de entrenamiento que dependen de ellos para presentarse. Sus sistemas están organizados para minimizar los obstáculos. Tú puedes hacer lo mismo. Haz pequeñas acciones que te lleven a tus metas. Por ejemplo, desvíate a algún parque después del trabajo para caminar o correr un poco.

  1. No tengas miedo de cambiar de enfoque

La pandemia alteró la vida de casi todos y llevó a millones a reevaluar y aclarar qué es importante, esencial o significativo en sus vidas. Lo que te motiva puede ser un blanco en movimiento, ya que nos interesamos por diferentes cosas y desarrollamos diferentes valores a lo largo de nuestras vidas. Para comprender lo que te importa, intenta pensar en lo que pasa en tus mejores días: lo que te da energía y emoción. Si no quieres cambiar de trabajo o de objetivos para volver a tener una sensación de impulso, trata de estructurar tu día para asegurarte de que algunas de esas actividades del "mejor día" se puedan experimentar al menos una parte del tiempo.

 

  1. Crea micro objetivos

Puedes ver morir la motivación cuando tu carga de trabajo es demasiado alta o las recompensas están demasiado lejos. La solución obvia es dividir ese gran objetivo en tareas más pequeñas. Debajo de tu objetivo debe haber subobjetivos, cada uno de los cuales tiene sus propios subobjetivos, que descienden en cascada hasta comportamientos específicos. Las metas más cercanas a la parte superior de la jerarquía explican por qué estás haciendo lo que estás haciendo y reflejan tus valores, y las metas más abajo en la jerarquía explican cómo se cumplirá la meta. Los objetivos secundarios te brindan tareas para tener éxito en el camino, lo que ayuda a que los objetivos a largo plazo sean más manejables. Sentir que estás progresando, por cierto, también alimenta tu motivación.

  1. Detener una repetición corta

Si estás motivad@ siempre te estás esforzando mucho . . . ¿Correcto? Pero lo que es difícil es mantener el impulso durante mucho tiempo. Para mantenerlo en marcha, oblígate a detener el equivalente a una repetición corta, día tras día. Hacer eso se trata de ir un poco más lento hoy para poder ir más rápido mañana. Deja el celular a las 8PM en lugar de las 9PM. Siéntate a cenar. Disfruta.

 

¿Qué otro TIP se te ocurre para mantener la chispa encendida? Te leo en los comentarios:


Dejar un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.


You may also like

Ver todo
Example blog post
Example blog post
Example blog post