5 BENEFICIOS DEL MINDFULNESS

Probablemente ya hayas escuchado acerca de esta práctica. El término "mindfulness" (atención plena) se usa para referirse a un estado psicológico de conciencia; es una conciencia de momento a momento de la propia experiencia sin juzgar. En este sentido, mindfulness es un estado y no un rasgo. 

Puede ser que pienses que algo tan “equis” como estar sentado en silencio unos minutos no traiga muchos beneficios, pero queremos mostrarte que sí. Y lo haremos en este artículo con múltiples referencias bibliográficas de expertos para que de verdad lo creas.

Vamos a ver por lo pronto 5 beneficios de esta práctica para que te animes a probarla:

 

  1. Disminución del estrés

Se han realizado numerosos estudios que apoyan la idea de que la atención plena reduce el estrés.

Un estudio sobre mindfulness encontró que facilita una respuesta adaptativa a los factores estresantes diarios (Donald, Atkins, Parker, Christie y Ryan, 2016). Otro estudio de Donald y Atkins (2016) encontró evidencia de que la atención plena produce menos evitación y más abordaje de afrontamiento como respuesta al estrés que los controles de relajación o autoafirmación.

El mindfulness también puede ayudar a aliviar el estrés al mejorar la regulación de las emociones, lo que conduce a un mejor estado de ánimo y una mejor capacidad para manejar el estrés (Remmers, Topolinski y Koole, 2016).

Cuando induces un estado de relajación, que se puede lograr a través del mindfulness, otro tipo de meditación u otras actividades, puedes obtener los beneficios, que incluyen:

Funcionamiento cerebral superior;

Aumento de la función inmunológica;

Presión arterial baja;

Frecuencia cardíaca reducida;

Mayor conciencia;

Mayor atención y enfoque;

Mayor claridad en el pensamiento y la percepción;

Niveles de ansiedad reducidos;

Experiencia de estar tranquilo e interiormente quieto;

Experiencia de sentirse conectado.

Y lo mejor de todo, es que obtener estos beneficios puede ser tan simple como cerrar los ojos y estar en silencio durante unos minutos al día. Esta es una práctica que es tan fácil que cualquiera puede hacerlo.

 

  1. Capacidad mejorada para lidiar con enfermedades

Quizás uno de los grupos más estudiados en términos de los impactos del mindfulness son los pacientes con cáncer y otros que padecen una enfermedad crónica o potencialmente terminal.

Es posible que el mindfulness no elimine sus síntomas, pero puede ayudar a que sean más manejables.

Por ejemplo, el ensayo eCALM, un programa de terapia para pacientes con cáncer, encontró que la atención plena puede reducir los síntomas del estrés, mejorar la espiritualidad y la no reactividad a la experiencia, facilitar el crecimiento postraumático y mejorar el vigor mientras alivia la fatiga (Zernicke, Campbell, Speca , ruff, Tamagawa y Carlson, 2016).

Un estudio sobre el uso de MBSR con pacientes con cáncer de pulmón y sus parejas mostró que el mindfulness puede instigar un proceso de cambio positivo en los pacientes y sus parejas, además de aliviar la carga del cuidador en las parejas (van den Hurk, Schellekens, Molema, Speckens, & van der Drift, 2015).

De manera similar, una revisión de MBSR para cuidadores familiares encontró que el mindfulness puede disminuir el estrés, la depresión y la ansiedad en quienes cuidan a un ser querido que está enfermo (Li, Yuan y Zhang, 2016).

 

  1. Facilitación de la recuperación

El mindfulness no solo puede ayudarte a lidiar con una enfermedad crónica o potencialmente terminal o un evento que amenaza tu vida, sino que también puede ayudarte a superarlo.

Un estudio de MBSR en sobrevivientes de cáncer de mama en China proporcionó evidencia de que el mindfulness puede mejorar el crecimiento postraumático y disminuir el estrés y la ansiedad en pacientes con cáncer (Zhang, Zhou, Feng, Fan, Zeng y Wei, 2017).

Otro estudio de jóvenes sobrevivientes de cáncer de mama mostró que las mujeres que practicaban el mindfulness eran más propensas a experimentar un aumento de la bondad hacia sí mismas, una disminución de la rumia y una disminución del estrés (Boyle, Stanton, Ganz, Crespi y Bower, 2017).

También se ha encontrado que la atención plena, el yoga y la meditación disminuyen la ansiedad y facilitan el crecimiento postraumático en las sobrevivientes de cáncer de mama, además de aumentar el vigor y la espiritualidad (Tamagawa, Speca, Stephen, Lawlor-Savage y Carlson, 2015).

 

  1. Disminución de los síntomas depresivos

El mindfulness se ha considerado durante mucho tiempo un tratamiento complementario eficaz para la depresión.

Se ha descubierto que disminuye los síntomas depresivos, la ansiedad y el estrés en los estudiantes universitarios, además de aumentar la autocompasión en comparación con el yoga solo (Falsafi, 2016).

Una de las formas en que el mindfulness puede ayudar a tratar la depresión es mejorando la capacidad de los profesionales para regular sus emociones. La práctica proporciona las herramientas necesarias para alejarse de las emociones negativas intensas, identificarlas y aceptarlas en lugar de luchar contra ellas. Esto permite que los pensadores conscientes regulen mejor sus emociones, lo que les permitirá afrontar y controlar mejor la depresión.

Un estudio de Costa y Barnhofer (2016) respalda esta teoría. Descubrieron que, en comparación con la relajación con imágenes guiadas, un breve entrenamiento en atención plena ayudó a los participantes que luchan contra la depresión a reducir sus síntomas a través de una mayor regulación de las emociones. El mindfulness es incluso eficaz para las personas que se enfrentan a los síntomas depresivos más críticos: ideación suicida o pensamientos suicidas.

 

  1. Salud general mejorada

Más allá de los muchos beneficios para la salud mental del mindfulness, también puede mejorar tu salud en general.

Por ejemplo, un estudio sobre cómo las dos facetas del mindfulness impactan los comportamientos de salud encontró que practicar esto puede mejorar o aumentar múltiples comportamientos relacionados con la salud, como hacerse chequeos médicos regulares, ser físicamente activo, usar el cinturón de seguridad y evitar la nicotina y el alcohol. (Jacobs, Wollny, Sim y Horsch, 2016).

Otro estudio mostró que está relacionado con una mejor salud cardiovascular y presión arterial más baja.  

¿Qué opinas? ¿Te parecen pocos beneficios del mindfulness como para querer probarlo? ¡Anímate! Hay muchas apps que te pueden ayudar a comenzar con este increíble hábito.