10 Objetivos fitness realistas

Ya sea que estés buscando mantener una rutina de ejercicios consistente, mejorar tu resistencia o desarrollar músculo, hay una meta para tod@s en esta lista, sin importar tu nivel de condición física.

 

Ya vamos a la mitad del año, puede que muchos estén perdiendo punch a la hora de apegarse a sus propósitos de Año Nuevo. ¿Por qué? Debido a que las personas se fijan objetivos poco realistas que los desaniman o no se responsabilizan a sí mismos mediante el seguimiento de su progreso,

Por lo tanto, la clave para prepararse para el éxito de los objetivos de acondicionamiento físico es diseñarlos con el método SMART en mente. Este enfoque probado y verdadero crea objetivos que son:

  • Específicos: El objetivo es claro y definido. Por ejemplo, "haz ejercicio tres veces a la semana" en lugar de "haz más ejercicio".
  • Mensurables: hay una forma de realizar un seguimiento de tu progreso, que podría ser registrar los pesos que levantas o la distancia que corres cada semana.
  • Alcanzables: este objetivo se puede alcanzar de manera factible dentro del marco de tiempo establecido. Muy pocas personas podían entrenar para un maratón en dos semanas, pero muchas podían hacerlo en un par de meses.
  • Relevantes: Hay un "por qué" que impulsa tu motivación para alcanzar la meta. Tal vez quieras sentirte más fuerte, más flexible o controlar una afección subyacente.
  • Oportunos: el objetivo tiene una fecha límite, ya sea cuatro semanas o seis meses.

 

También se recomienda agregar una "E" para la emoción: en otras palabras, ¿cómo te sentirás al lograr la meta? ¿Te sentirás más segur@? ¿Empoderad@? La emoción lo hará más real.

Si ya tienes un objetivo específico en mente, súper. Si no es así, aquí hay 10 objetivos de acondicionamiento físico:

  1. Entrena 12 días en un mes

La constancia es clave para desarrollar hábitos de ejercicio y ver resultados, pero mantenerte motivad@ puede ser difícil. Es por eso que recomendamos establecer una meta más pequeña que sepas que puedes cumplir, como tres entrenamientos a la semana.

  1. Corre continuamente 2 km en 6 semanas

Este objetivo es excelente para alguien que no ha hecho ejercicio por un tiempo y está buscando mejorar su salud cardiovascular. Si bien 2km pueden parecer desalentadores, si te centras al principio en distancias más cortas y vas aumentando gradualmente la distancia, será mucho más fácil. 

  1. Prueba un nuevo entrenamiento a la semana hasta que encuentres uno que te guste

Dado que el mejor ejercicio es aquel al que puedes apegarte, prueba diferentes entrenamientos cada mes hasta que encuentres lo que disfrutas. Además, variar tus entrenamientos desafiará a tu cuerpo, trabajarás nuevos músculos y desarrollarás diferentes habilidades, por lo que es más probable que veas resultados.

 

  1. Promedio de 10,000 pasos al día durante un mes

A diferencia de otros ejercicios cardiovasculares como correr, caminar es más fácil para las articulaciones. Además, mantener un ritmo rápido te asegura obtener beneficios para la salud similares, como una reducción del estrés y una mejor función inmunológica. Sin embargo, lograr 10,000 pasos estrictos al día puede parecer desalentador. Por lo tanto, intenta concentrarte en un promedio para el mes para que puedas aliviar un poco la presión porque seamos honestos: algunos días está bien simplemente sentarte en tu sillón.

  1. Haz X número de push ups en 4-6 semanas

Será difícil encontrar un mejor ejercicio para aumentar la fuerza de la parte superior del cuerpo que las push ups o lagartijas. Esto se debe a que este simple y clásico movimiento involucra los músculos del pecho, los hombros, los abdominales y los brazos al mismo tiempo. Además, no requieren equipo especial y se pueden hacer en cualquier momento y en cualquier lugar. Por lo tanto, intenta establecer una meta de cuántos quieres poder completar después de un mes.

  1. Descansa ocho días completos al mes

Una vez que estés decidid@ a alcanzar una meta de acondicionamiento físico, puede ser fácil querer forzar tu cuerpo todos los días. Sin embargo, los días de descanso son cruciales no solo porque todos necesitamos un buen día de Netflix, ¡sino también porque tus músculos también lo necesitan! Estos descansos son en realidad cuando los músculos se reparan a sí mismos para volverse más fuertes.

  1. Estira durante 15 minutos después de cada entrenamiento

Si bien es posible que los estiramientos no quemen calorías ni te den unos abdominales definidos, siguen siendo un componente muy importante de la forma física. De hecho, aumenta la flexibilidad, mejora el rango de movimiento y reduce la inflamación, todo lo cual ayuda a evitar lesiones.

  1. Mantén una plancha de 1 minuto en 30 días

Las planchas son un excelente ejercicio para todo el cuerpo que trabaja los músculos del pecho, los brazos, las piernas y, lo que es más famoso, el núcleo (también conocido como los músculos abdominales y de la espalda). La importancia de un core fuerte va más allá de la estética: mantiene una postura adecuada que reduce el dolor de espalda y otras lesiones.

 

  1. Toma 2-3 litros de agua al día durante un mes

Tomar suficiente agua es sumamente importante para prevenir la deshidratación, que puede dificultar tu entrenamiento al causar fatiga, mareos e incluso desmayos.

  1. Completa una carrera de 5K en 3 meses

Si bien correr 5 km es un objetivo de acondicionamiento físico más avanzado, es perfecto para alguien que puede sentirse más motivado. También es súper para aquellos que siempre han querido correr un medio maratón o un maratón, pero necesitan aumentar su resistencia.

¿Lo más importante de todo? Ser amable contigo mism@

Si tienes dificultades para alcanzar un objetivo de acondicionamiento físico, está bien. En lugar de castigarte, agradece a tu cuerpo por todo lo que te ha ayudado a lograr. Luego, evalúa si tus objetivos actuales son realistas para ti en este momento o si es necesario ajustarlos.


You may also like

Ver todo
Example blog post
Example blog post
Example blog post